Spanish English French German Italian Portuguese

Autopromoción Minoritarios CCF 1

Cordelrio

Copyfaxcor

Búsqueda personalizada



Presentación Minoritarios al CSD

Lete y Córdoba CSD

Minoritarios CCF, de manos de nuestro Presidente, José María Córdoba, ha podido conocer al Excelentísimo Sr. D. José Ramón Lete Lasa, actual Secretario de Estado para el Deporte y Presidente del Consejo Superior de Deportes, gracias a una reciente visita suya a nuestra sede en el Real Círculo de Amistad.

 

José María le pudo hacer entrega al Sr. Lete de una carta de presentación de nuestra entidad, que sirvió también para solicitarle una cita para poder departir e intercambiar idea con él personalmente. Confíamos que recoja el testigo y Minoritarios CCF pueda ser atendida en un futuro próximo.

 

Adjuntamos el contenido de la carta de presentación, que recibió el Presidente del Consejo Superior de Deportes.

 

Dirigida al Excmo. Sr. D. José Ramón Lete Lasa

 

Muy estimado y respetado Sr. Permítanos que nos presentemos:

 

Somos una asociación sin ánimo de lucro fundada el uno de enero del año dos mil doce en la ciudad de Córdoba, con el objetivo de defender los intereses de accionistas y aficionados del Córdoba Club de Fútbol SAD, club deportivo con más de sesenta años de historia, que desde el año dos mil y obligado por la propia Ley 10/1990 de 15 de octubre, del Deporte, tuvo que ser convertido en sociedad anónima deportiva. Actualmente milita en la segunda división de la Liga de Fútbol Profesional española.

 

Minoritarios CCF, se encuentra legalmente constituida y registrada en el registro municipal de asociaciones del Ayuntamiento de Córdoba y en el registro de asociaciones de la Junta de Andalucía. Es miembro activo de la Federación de Accionistas y Socios del Fútbol Español (FASFE), cuya junta directiva aprovecha en estas líneas y a través nuestra para mandarle cordiales saludos, y miembro de las organizaciones asociativas del deporte Supporters Direct Europe (SDE) y Football Supporters Europe (FSE).

 

Deseamos indicarle, que Minoritarios CCF no posee ninguna identidad política. Creemos conveniente aclarar, porque se tiende equivocadamente a considerar, que los grupos asociativos que defienden los intereses y derechos de los aficionados a clubes deportivos son de un signo político concreto. Lo cual en nuestro caso, y creemos que en muchos más, no puede estar más alejado de la realidad. Nuestro único interés se basa en transmitir de la manera más transparente posible al destinatario con capacidad para cambiar como está estructurado el actual mundo del fútbol profesional, que la “gente de a pie” está hastiada con el actual sistema que da de lado a los aficionados, convirtiéndolos en meros consumidores de un producto (espectáculo), y denunciar que se está perdiendo así con este afán progresista, una costumbre tan arraigada y española como ir al fútbol a ver a tu club, participar de sus decisiones y fomentar en la juventud buenos valores y hábitos de vida saludables mediante la práctica deportiva. Práctica que tenía como espejo el propio club de la ciudad.

 

Nos gustaría contarle, que lo que en su día fue, una asociación deportiva, con arraigo social y local en nuestro caso en Córdoba y su provincia, tras la conversión en SAD, se pasó en primer lugar por un incremento descomunal de la deuda neta de la propia sociedad, aumentada en parte, por los propios máximos accionistas, siguiendo en casos casi calcados, a muchos equipos profesionales de la época.

 

La siguiente consecuencia de la numerosa casuística que en el caso de los accionistas del Córdoba hemos tenido que tolerar, fue la pérdida de la condición de accionistas del Córdoba C.F. SAD de muchos aficionados, por una operación financiera “legal” denominada “operación acordeón”, por la que se disminuía y se ampliaba capital en una operación de ingeniería financiera, que dejaba sin efecto la adquisición de acciones de estos aficionados y los derechos inherentes a tal condición, todo ello debido al fracaso de la conversión del club en SAD.

 

Tras una continua y nefasta gestión empresarial no profesional, al igual que un gran número de equipos históricos, los aficionados y accionistas minoritarios del Córdoba C.F. SAD nos vimos obligados a sufrir un devastador concurso de acreedores ante las numerosas y acuciantes deudas de la entidad, que parecían abocar a la desaparición de lo que fue un club, con más de cincuenta años de historia, convertida en un sociedad deficitaria al borde del colapso.

 

No ha sido mejor la salida del concurso de acreedores para nosotros, ya que, el totalitarismo y el autoritarismo del actual máximo accionista de la entidad, Sr. Carlos González González, y su nula predisposición a dialogar y escuchar a los propios seguidores del club, ha provocado numerosas decisiones, que serían motivo de escándalo en cualquier país democrático de la Unión Europea. Unión por cierto, que aboga por una mayor participación de los aficionados en la Gobernanza de sus clubes, y que financia y apoya proyectos, como el reciente proyecto de “Mejora de la Gobernanza del Fútbol' a través de la participación de las Aficiones y la Propiedad Comunitaria” que FASFE, ha desarrollado en España. Se puede decir por tanto que España necesita una urgente armonización legislativa en materia deportiva en general, y respecto al fútbol profesional en particular. Numerosas son las voces que claman por trasladar a España el exitoso modelo de fútbol profesional alemán, que posee como bandera la famosa Ley del 50+1.

 

Algunas de las decisiones del máximo accionista, Sr. González, para evitar la participación de los aficionados en las juntas de accionistas, donde se supone que en mayor o menor medida, se fiscaliza una correcta gestión económica, deportiva y social del club, han supuesto a modo de ejemplo incrementar de manera abusiva paulatina y completamente desproporcionada el límite mínimo de acciones que dan derecho a acudir a las propias juntas de accionistas según estatutos del club y en base a la LSC, desde las 10 acciones que había a su llegada, hasta las más de 100 mil acciones que ha establecido recientemente, en concreto el máximo permitido por la propia LSC del uno por mil del capital.

 

Otras de las decisiones tomadas por el propio máximo accionista han supuesto, la retirada dentro de los puntos del orden del día de las juntas de accionistas, del turno de ruegos y preguntas, en un afán por no ser interpelado por las cuestiones que preocupan a los aficionados de la entidad y que no se encuentren dentro de los puntos del día que él mismo propone conforme al mínimo exigido por la ley. Este caso para nosotros es algo inaudito. Creemos que años de seguimiento del club por parte de sus aficionados, no se merecen tales decisiones.

 

Como tampoco creemos ser merecedores los accionistas minoritarios del club, del tratamiento cual delincuentes a la entrada de las juntas de accionistas, ya que hemos sido hasta cacheados por vigilantes de seguridad, desconociendo evidentemente los motivos de tales medidas tan incomprensibles y vejatorias, incluso para accionistas de avanzada edad que allí se daban cita.

 

Si cabe una de las decisiones “pioneras” más sonadas y que peor ejemplo ha dado en toda España y por supuesto en la UE, ha sido que por primera vez en la historia en un club profesional de fútbol, las ganancias que ha generado el propio club, han sido destinadas no a unas necesarias infraestructuras que no posee el club, ni a la mejora de la calidad deportiva, sino al pago de dividendos a cuenta, cuyo mayor beneficiario al poseer casi el 98% de la sociedad, ha sido el propio máximo accionista. Fiel ejemplo que cuando se convierte un club deportivo en una empresa, lo lógico es querer sacar el máximo rendimiento, aunque sea a costa del propio éxito deportivo. Lo cual sería contraproducente para la propia existencia de los clubs. Debería de existir un perfecto equilibrio entre los mismos, a ser posible regulado por ley. Y por supuesto creemos firmemente en la necesidad de suprimir de la próxima nueva Ley del Deporte, la obligación de conversión en SAD por parte de los clubes profesionales de fútbol, para evitar atropellos como los que le citamos anteriormente.

 

Por todo lo que antecede y más casos que no le vamos a exponer en esta ya de por sí extensa carta de presentación, como máximo responsable del desarrollo y tramitación de la tan esperada y compleja nueva Ley del Deporte, deseamos exponerle como colectivo la imperiosa necesidad de suprimir de la nueva Ley la obligación de conversión en SAD por parte de los clubes profesionales, la armonización legislativa en materia de deporte profesional con los países miembro de la Unión Europea, incluyendo la citada Ley del 50+1 y la consideración de los colectivos de aficionados como interlocutores válidos y necesarios en los asuntos que les son de aplicación.

 

Del mismo modo, nos ofrecemos humildemente a cuanto usted considere que podemos serle útil y le pedimos, si tuviera a bien en concedernos, una cita en su agenda, para conocernos personalmente, y poder departir e intercambiar ideas sobre estos asuntos, que tanto nos preocupan a todos.

 

Agradeciéndole de antemano su tiempo y su dedicación, quedamos a la espera de su comunicación.

 

 

Reciba un cordial saludo.

 

 

JUNTA DIRECTIVA MINORITARIOS CCF

Millán & Asociados

Noviembre 2017
L M X J V S D
30 31 1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 1 2 3

Tenemos 158 visitantes cordobesistas en línea. Bienvenidos

Autopromoción Minoritarios CCF 4Autopromoción Minoritarios CCF 5Autopromoción Minoritarios CCF 6Autopromoción Minoritarios CCF 7

 

Este sitio web utiliza cookies para asegurarse que obtenga la mejor experiencia en su visita a nuestro sitio. Gracias por su comprensión. Para más información visite nuestra política de privacidad.

Acepto las Cookies de este sitio web.

EU Cookie Directive Module Information